BUSINESS PROCESS MANAGEMENT

Business Process Management (BPM) es la disciplina empresarial cuyo objetivo es mejorar la eficiencia de una organización por medio de la gestión sistemática de sus procesos de negocio.

Su objetivo es mejorar la performance de cualquier organización en base al continuo mejoramiento de sus procesos de negocio. Esta metodología se está imponiendo en organizaciones de todos los sectores, debido a la eficiencia operativa que genera y a la adaptabilidad que permite frente a nuevos requerimientos del contexto y de clientes.

La importancia de la tecnología
Una solución BPM provee la infraestructura que una organización necesita para traducir sus decisiones estratégicas en planes de acción concretos. A diferencia de las implementaciones utilizadas en el pasado, el BPM cubre la corporación como un todo, optimizando los PROCESOS DE PUNTA-A-PUNTA. Esto permite una evolución controlada y continua reduciendo los riesgos operativos.
El aporte más significativo que consigue una organización por medio de la implementación de un sistema BPM es la CAPACIDAD DE REACCIÓN al conseguir VISIBILIDAD en tiempo real a nivel operativo de toda la estructura. Esta visibilidad permite a la gerencia reaccionar de modo efectivo y veloz ante la aparición de un problema o de una oportunidad. De esta manera el BPM reduce costos y mejora la productividad de cualquier organización.

BPM & SOA. Una ventaja competitiva



¿Qué es SOA?
SOA es un estilo arquitectónico que propone modelar la empresa como una colección de servicios expuestos en la red. Cada funcionalidad de negocio se encuentra publicada y accesible bajo el formato de servicio. Esto permite, a través de procesos, una fluida integración con distintas fuentes de información conectadas a un conjunto de múltiples proveedores, internos o externos de la organización, para el consumo de servicios, reutilizables, pudiendo ser estos mejorados continuamente. Para ello, la arquitectura se encuentra basada en protocolos estándares que garantizan interfases independientes.

¿La actual arquitectura IT de su organización está dando soporte y agregando valor al negocio de su empresa? ¿Podrá ésta soportar objetivos futuros?
¿Qué debe realizar su organización para que los sistemas acompañen su estrategia y se transformen en una ventaja competitiva?

Actualmente, las compañías suelen fomentar la proliferación de aplicaciones de manera desordenada, no planificada, atendiendo a necesidades del momento. Muchas veces, sin caer en la cuenta de lo negativo que esto se transforma para el futuro de sus operaciones.

Adoptar una arquitectura orientada a servicios (SOA) conjuntamente con la implementación de la gestión por procesos puede convertirse en la mejor opción para dar respuesta a estos interrogantes.
SOA se está convirtiendo en un modelo sobre el cual las organizaciones pueden construir una arquitectura corporativa que favorezca la interacción de aplicaciones, transformando los sistemas en una verdadera ventaja competitiva.

Los servicios son instalados por única vez y permanecen disponibles (sin consumir) hasta que son invocados. Esta integración, automática, precisa y altamente flexible, brinda un importante ahorro en los costos de cualquier esquema organizacional.
Automatizar y flexibilizar los procesos que crean valor en la compañía, potencia las ventajas competitivas.